Curry Thai de pollo con legumbres y cannabis

El curry es una especie de pasta preparada moliendo diferentes especias de origen oriental (dependiendo del lugar) como: pimienta, albahaca, apio, azafrán, canela, cardamomo, cilantro, limoncillo, cúrcuma, jengibre, mostaza, nuez moscada o pimienta, por ejemplo.

Hoy vamos a preparar un plato de curry con verduras, pollo y, cómo no, un poco de cannabis. Como consejo, será un plato más sabroso si has cultivado tu propio cannabis con semillas de marihuana online. Mientras más orgánico y natural, mejor.

 

Ingredientes para 4 personas:

 

  • 1 pechuga de pollo
  • 1 cebolla mediana
  • 200 gr. de anacardos
  • 2 pimientos verdes
  • 1 calabacín
  • 400 cc. leche de coco cannabica (0.5g de cabeza o 5g de hoja por persona, si la receta es para 4: 2g de cabeza o 20g de hojas).
  • Albahaca
  • Limón
  • 300 g de arroz (si es posible de grano fino largo)

 

Preparación

 

Para comenzar la preparación, lo primero que debemos hacer es una infusión de cannabis con leche de coco, hierba de limón y albahaca para extraer el THC de la planta. Lo único que se puede hacer es preparar una leche de cannabis convencional y reemplazar la leche de vaca con leche de coco (contiene 85% de grasa, disolver la sustancia psicoactiva no será un problema).

 

Para la preparación de la leche colocaremos una sartén con agua sobre el fuego y sobre la sartén un cuenco con leche y hierbas (baño maría) durante una o dos horas. Esta técnica se usa para que la leche no alcance una temperatura demasiado alta, lo que evaporaría nuestro líquido y degradaría nuestro THC. Hay más para filtrar y tendremos nuestra leche de coco de cannabis.

 

Para el curry, es posible encontrar la pasta semi-preparada importada directamente de Tailandia en el supermercado, pero también la pulpa deshidratada en forma de polvo, el sabor será similar a un curry preparado en casa.

 

Preparación de curry de pollo tailandés verde:

 

  1. Prepara el arroz según el gusto (preferiblemente arroz blanco)
  2. En un wok o sartén grande, agrega una cucharada de aceite a fuego medio y fríe la pasta de curry hasta que libere el olor.
  3. Agrega el corte de cebolla en trozos pequeños y dóralos con la masa (5 minutos revolviendo ocasionalmente para evitar quemar la base)
  4. Una vez listo, añade la leche de coco hasta que hierva, veremos cómo se separa el curry de la leche
  5. Una vez que la leche ha hervido, añade el pollo durante 10 minutos y las verduras durante 5 minutos y deja el wok tapado para que se guise.
  6. Cuando probemos y veamos que está blando y listo para nuestro gusto, lo servimos en dos platos separados, en un lado ponemos el curry y en el otro arroz. Aplastamos los anacardos y los espolvoreamos sobre el curry. Luego, añadimos sobre el plato con verduras y pollo.

 

gastrodelta

Volver arriba