recetas ligeras para san valentin

Como cada año, se acerca el día de los enamorados y nos preguntamos cómo podemos superar lo que hicimos el año pasado. Cómo podemos estar a la altura de las expectativas de nuestra pareja y conseguir que el San Valentín de este año nos deje un buen sabor de boca a ambos.

Por ejemplo, podemos salir a comer a sitios con encanto, especialmente si no somos muy hábiles cocinando o si no nos apetece hacerlo. Pero, si nos animamos a ello, a continuación, dejamos una serie de recetas que pueden resultarnos sencillas de llevar a cabo y que, además, son muy sabrosas. Con cualquiera de ellas, conseguirás enamorar en la mesa.

Ensalada de naranja y fresones

Necesitarás:ensalada de naranja y fresas

  • 1 naranja de mesa
  • 8 fresones
  • 75 gr de mezcla de escarola
  • 4 rabanitos
  • queso feta
  • pipas de girasol peladas
  • sal
  • aceite de oliva virgen extra  
  • vinagre de manzana

En un plato de presentación o en una ensaladera, colocamos los gajos de la naranja limpia y pelada, y los intercalamos con mitades de fresones. En el centro, situaremos la ensalada lavada y bien escurrida. Por encima, decoraremos con los rabanitos en rodajas.

A continuación, desmigamos el queso feta en tanta cantidad como nos venga en gusto y lo ponemos encima de la ensalada. Finalmente, aliñamos con aceite de oliva, vinagre de manzana, sal y unas pipas de girasol. ¡Listo para servir!

Una opción ligera, sana y muy sabro sa.

Ensalada con chips de boniato

Necesitarás:

ensalada de boniato

 

  • una mezcla de lechugas variadas
  • un puñado de canónigos
  • 100 gr de boniato
  • 100 gr de queso
  • media granada
  • aceite de oliva
  • sal  
  • vinagre de manzana

 

Para empezar, lava y escurre el mix de canónigos y ensalada, que deberás mezclar bien. A continuación, corta finas rodajas de boniato (puedes hacerlo con un cortador estriado para ayudarte) y fríelos con poco aceite en la sartén. Luego, deja que escurran sobre un papel de cocina.

A continuación, sirve en un cuenco la ensalada y los canónigos. Reparte por encima las chips de boniato; luego, los granos de granada y, después, las lascas del queso escogido –recomendamos que te decantes por uno curado-. Echa sal, aceite y vinagre. Sirve y ¡a comer!

Con estas dos recetas, tendréis un plato ligero e ideal para antes de dar paso a los clásicos chocolates de San Valentín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>