Gastronomia de Noruega

Recorrer el espectacular paisaje de Noruega, aventúrese a navegar por las islas vírgenes de Solund, o admirar las impresionantes vistas del poderoso fiordo Aurlandsfjord y Hardangerfjord. Noruega es sin duda un destino fantástico para disfrutar de unas vacaciones ideales.

Pero ¿Qué mejor manera de disfrutar de un maravilloso país que a través de sus opciones culinarias? Noruega es un país que despierta interés a un gran número de turistas. Sus opciones de ocio y entretenimiento palidecen al lado de sus numerosas ofertas gastronómicas. Uno de los datos más curiosos de este país Nórdico es que solo el 5% de su tierra es cultivable, además de tener una temporada de crecimiento de 120 días. Cualquiera pensaría que en Noruega carecen de opciones gastronómicas, pero por suerte, aunque las estadísticas juegan en contra, este país ofrece un gran número de deliciosas opciones. Cebada, avena y centeno proliferan durante breves veranos llenos de sol y las industrias del queso y la pesca son lo suficientemente exitosas como para tomar el relevo.

Si la idea de descubrir este maravilloso país te seduce, debes saber que Noruega ofrece un gran número de hoteles para vacaciones de todos los estilos, tamaños y tipos. Sin más dilación, en este post te invitamos a descubrir un nuevo destino a través 3 exquisitos platos de la gastronomía de Noruega. ¡Echa un vistazo!

Gastronomía de Noruega

Kjøttkaker

Kjøttkaker

Uno de los platos típicos del país. Un plato sencillo sin pretensiones y a la vez delicioso y muy querido entre los locales. La carne picada se sazona y se amasa con una variedad de ingredientes, como cebollas o bizcochos tostados, antes de que se forme en pequeños pasteles y se fríe. Estos se cuecen a fuego lento en salsa y se sirven con puré de guisantes o repollo con crema.

Pinnekjøtt

Pinnekjøtt

Pinnekjøtt que literalmente significa “palo de carne” consiste en una ración abundante de costillas de oveja saladas y secadas al aire. Las costillas se re-hidratan, se cuecen al vapor sobre varillas de abedul y se sirven con puré de nabos, zanahorias y patatas. Tiene su origen en los valles ondulantes de la costa oeste, donde no existe ganadería, pero las ovejas son abundantes. El sabor salado se equilibra con la dulzura inherente del colinabo.

Raspeballer

Raspeballer

Esta densa bola de puré de patata y harina se cuece lentamente a fuego lento con trozos grasos de oveja o cerdo. Por lo general, se sirve con cubos gruesos de tocino frito y mucha mantequilla. Es un plato de granjero, diseñado para mantener la fuerza de trabajo aislada durante el frío invierno Noruego. El resultado es una mezcla gloriosa de grasa y sal que activa todos los sentidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>